Una anécdota de muchos picos (y Parte 4)

26 diciembre 2012 § Deja un comentario

En la OT he quemado mil puentes y no me arrepiento.

He criticado a jefes, agencias, entregas de premios y muchas cosas más, pero si hoy un DC me buscara para trabajar a su lado como copy, encontrará en Google los rastros de una redactora rebelde que no se va a quedar callada si trata de apabullarla con el cargo, ni se quedará pegada a la silla haciendo como que trabaja para luego ganar una miseria. Ya no, no puedo hacerlo más.

¡Ah, también eliminé 50 contactos de LinkedIn! Decir que tengo muchos contactos allí, que no reconocería si me pasan al lado (y que no me van a ayudar porque no me conocen) es inútil.

A veces siento que ya no soy tan cool porque estoy en un sitio en el que no existe la trilogía piercings/tatuajes/hipsters ni los escritorios con figuras de vinilo o el Spotify puesto a todo volumen… Tengo coletazos del Síndrome de Estocolmo porque la exclusión tácita, ése hacerte sentir mal por ya no formar parte del club de los publicistas existe, créeme.

Pero ahora me gusta la tranquilidad de poder balancear mi vida profesional con la familiar. Me encanta saber que la publicidad está ahí y la sigo viendo, criticando, ¡Queriendo! pero ya no dicta mis horarios, emociones, ni me deja entre los dientes la autoestima golpeada de un constante “Así no es ¡Dale la vuelta!”.

El empleo perfecto aún no llega, pero como la felicidad eterna, probablemente no existe.

Seguiremos informando.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Una anécdota de muchos picos (Parte 3)

24 diciembre 2012 § Deja un comentario

Pero con el estribillo del “¡Hay que reinventarse!” sin querer me reinventé mes a mes en una persona que:

• Acepta honradamente que no ha trabajado en medios digitales (Facebook, campañas de Foursquare, asuntos maravillosos con el Instagram y eso) lo que quiere decir que ahora mismo sería un pitecantropus erectus dándole con el mazo a las mesas en las agencias españolas.

• Ya no está dispuesta a trabajar hasta tarde a cambio de un sueldo mínimo y pizza, porque sabe que eso sólo beneficia al jefazo… que se fue a casa a las 6 de la tarde.

• Descubrió que vocación de servicio ≠ servilismo.

Tengo trabajo: Desde hace más de un año estoy en una empresa en la que –si bien no soy redactora, ni mucho menos estoy MUY estable que se diga- me siento bastante respetada, con horario cierto y paga honrada.

Hell Yeah!

¿Cuánto durará esta estabilidad, en este país con empleos que se caen como naipes? No lo sé, pero mientras tanto la agradezco y la aprovecho. La sonrisa se me ha hecho más sincera, y el sarcasmo ha bajado de volumen sin pastillas ni terapia de electrochoque.

Continuará…

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Una anécdota de muchos picos (Parte 2)

19 diciembre 2012 § Deja un comentario

¡Claro que hubo risas!

Disparates, disfraces, fiestas y felicitaciones. Regalos promocionales, uno que otro boleto de cortesía para ir al cine, fotos con algún famoso regional, una oficina bonita, la ilusión de un posible ascenso… Pero cuando salí por la puerta de la última agencia, no imaginé que podría ser la última.

Ya les he contado por encima qué me pasó en España: llegué en el 2008 y todo se fue a la mierda. Zapatero destrozó el patio, llegó Rajoy a empeorarlo aún más, y yo –sin padrinos ni poderes especialmente mágicos de redacción- me caí a patadas para conseguir ALGO en publicidad que no fueran solo entrevistas y palmaditas en la espalda, pero hasta hoy no conseguí nada.

Cero empleo de becaria, ni de temporal. Solo trabajé un par de veces en una agencia y fueron 2 días en cada una… de recepcionista.

KM0

Dicen que desde el Km. 0 se parte en dirección a todas las agencias publicitarias españolas…

(Continuará)

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Una anécdota de muchos picos (Parte 1)

17 diciembre 2012 § Deja un comentario

Tengo meses queriendo escribir algo en el blog.

Por problemas de acceso a internet y sentimientos encontrados no he dicho nada, pero sigo dándole vueltas a la esencia de este asunto: ¿De verdad volveré a ser copy? Mejor aún ¿Yo quiero seguir siendo copy?

Hace años, tuve una discusión (de las espantosas) con un ejecutivo de cuentas que hacía las veces de jefe de mi equipo creativo: nos obligó a trabajar hasta muy tarde, no sin antes insultarnos y humillar a una diseñadora joven. La pobre empezó a llorar y tuvo algo parecido a un ataque de asma. La defendí, y al lunes siguiente –cual caso clásico de maltrato de género- hizo ver como que no había pasado nada, minimizando su reacción y excusando al jefe.

Aquí estoy yo, en la etapa cuando me dejé
bigote y defendí a diseñadoras indefensas.

Después, tuve un jefe que tenía por costumbre anular mis ideas entre toses nerviosas. Todas y cada una, sistemáticamente. Otro, era un clásico: de esos que roba ideas de internet y se gana a todos con su acento extranjero, y otro acosaba sexualmente a las empleadas sólo porque era medianamente guapo.

El tiempo pasa, y ya sanaron esas heridas hechas de largas jornadas en las que al regresar a casa sufría bloqueos mentales y no recordaba qué cosa inútil había hecho hasta tarde en la agencia, sólo con una pizza en la panza.

(Continuará…)

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Hecho en Venezuela

9 agosto 2012 § 1 Comentario

Me gusta cuando hacemos cosas bonitas a pesar de que somos un país con muchos problemas :)

Locatel, la red de farmacias, le hace un homenaje al cine en su nuevo anuncio para la televisión.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Entrevista Imaginaria

20 julio 2012 § Deja un comentario

Los premios de publicidad en España: plagios, truchos y galas que se convierten en pruebas de resistencia

Si Marketing Directo me hubiera enviado este cuestionario sobre la más reciente debacle de los premios publicitarios de Cannes y El Sol, veamos qué hubiera respondido yo como Directora Creativa Vitalicia de mi agencia imaginaria.

1. Sobre la “debacle” de El Sol, ¿qué opina sobre los premios que no se han devuelto por parte de la organización tras el escándalo de los plagios?

Pues que es más de lo mismo. Algún troll envidioso desentraña un trucho de alguna página tipo Joe La Pompe, y con los ojos inyectados en sangre lo hace saber. Airado, histérico, épico… tipo “¡Ahora sí que todos sabrán la verdad!” como ya lo dije en esta entrada.

2. ¿Cómo cree que puede afectar esto al sector y de cara a futuras ediciones del festival El Sol?

Mientras no afecte al tamaño de las raciones del catering, y los viáticos para viajar y hacerse el serio/interesante no desciendan mucho, todo seguirá igual.

3. ¿Qué le parece la dimisión de Pablo Alzugaray?

Si realmente no pudo mantener la cabeza fuera del agua en todo este asunto, fue mejor renunciar. Deja que se maten entre ellos, Pablo. Llámame para tomar unas cañas y hablar del tema, chaval.

4. ¿Cree que en España no sabemos hacer ceremonias de entrega de premios? (No hay color entre la gala de El Sol y la de Cannes, ¿a qué cree que se debe?)

Entre tanta tapa y tanta copa, es lógico que obligarte a sentarte en un sillón a poner cara de circunstancia debe ser un desastre. Si en los Golden Globes los ponen cómodos y aún así hay el que se pone a pasear por ahí o se va al baño, ¿Qué vamos a decir de una gala (en Francia, España o donde sea) donde todo mindundi se la quiere dar de Billy Cristal reencarnado? Critican a USA, pero mira tú: SIEMPRE tratan de hacer truchos del humor americano.

5. ¿Qué opina sobre el estado de los premios de publicidad en España, se premia el “amiguismo” más que la buena creatividad y la eficacia publicitaria?

Opino esto.

Si yo soy la sardina en la estructura publicitaria (porque el becario es el pláncton, obvio) y por falta de contactos estoy en el oblivion, pues ¿Qué desastre de zancadillas, puñaladas y arreglos varios no habrá en la magnánima entrega de un -Oh Dios- PREMIO PUBLICITARIO?

Y ya.

¡Las agencias de publicidad son un puto asco! y otras novedades

26 junio 2012 § 1 Comentario

Vamos por partes, y tratemos de resumir porque a mí no me lee ni el Tato.

Dime cuántas veces no has empezado a leer la crítica de un libro que empieza más o menos así:

“Este libro narra con descarnada audacia el mundo oculto de la política…”

“El detrás de las cámaras de la moda no sale bien parado en la nueva novela de…”

“No todo es cocinar y conocer el punto exacto del bonito, conozca los trapos sucios de los chefs en…”

Siempre que alguien se sale -o lo sacan- del mundillo de lo que sea, es que se antoja de escribir una novela/pasquín/camiseta en la que le desgarra la tira del pellejo al mundo que alguna vez le dio de comer. Desde afuera sí se siente con valor de hablar pestes de lo que ha visto, oído y sentido, porque sabe (sabemos) que si lo dice desde adentro lo despiden en un tris.

A veces quisiéramos que uno de esos libros sirviera para algo de verdad: Un libro de escándalos políticos que meta a unos cuantos en la cárcel, otro de moda que finalmente se dejara de pendejadas y lograra que las marcas de lujo vendieran sus productos Made in China a precios de Zara, o ¡Yo que sé, coño! Que a causa de un libro pasara algo más importante que ocasionar una horda de mujeres enganchadas a los vampiros, o gente creyendo ciegamente en Coelho o en la biografía de Ana Obregón.

¡Dios santo!

Llega este Ralph del Valle, y la gente se lleva las manos a la cabeza: “Para abrir boca, el libro habla de creativos cocainómanos, anunciantes oligofrénicos, golfas, trepas y ególatras, entre otras cosas.”

Ajá, ¿Y qué? Al día de hoy no veo que los jefazos de las agencias se tiren por las ventanas, que el juez de un festival creativo se pegue un tiro por apoyar un plagio o que algún afectado se pegue una línea de coca y se caiga muerto en su despacho molón. Nadie ha renunciado ni se siente realmente aludido. No hay demandas por difamación, ni Ralph tiene orden de detención o amenazas de muerte por ser un crápula hablachento como le pasó al autor de Gomorra, por ejemplo.

Se despachó y dijo lo que le salía de las entrañas para que todos veamos cómo es realmente el asqueroso mundillo publicitario. ¡Ahora sí que todos sabrán la verdad!

Supongo que lo que de verdad escandalizará a los lectores es ver a los niveles de humillación a los que podemos llegar para que un cliente nos apruebe el banner de un adivino de mala muerte, o los manejos bajos para lograr el rediseño de un empaque de pasta, en vez de gastar todas esas energías en bajar la prima de riesgo o lograr la paz mundial.

Todos los mundillos de las ocupaciones modernas son –imagino- un asco, y ni Ralph ni los de abajo vamos a lograr mover esas tuercas.

¿Resignación, pesimismo? No. Es simplemente que -de la famosa frase aquella de “Agarrar la sartén por el mango”- ¡Nosotros ni siquiera hemos entrado en la cocina!

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: